Parada gourmet en Manzanares

Algunos fines de semana vienen cargados de experiencias agradables y dignas de compartir, como en este caso. Nuestra ruta nos llevó por tierras manchegas y, por supuesto, como buenos amigos de Paradores, no pudimos más que hacer una parada en uno de los más antiguos y emblemáticos: el Parador de Manzanares. 

Este hotel-restaurante, fue fundado como albergue de carretera y, hoy en día, sigue conservando su esencia y función primigenia: la de dar alojamiento de calidad y menús gourmet a quienes pasan por la Autovía de Andalucía. Se trata pues, de un lugar perfectamente ubicado para los viajeros que están de paso, pero que además cuenta con una situación privilegiada para disfrutar de la Ruta del Quijote, de la Ruta del Vino o de un turismo protagonizado por un ecosistema impagable como es el que representan tres de los parques más espectaculares de España: las Tablas de Daimiel, las Lagunas de Ruidera y el Parque Natural de Cabañeros.

Un enclave perfecto para desconectar y para disfrutar de la piscina, los paseos relajados, la decoración y la arquitectura manchega que rebosa luz y serenidad, la buena gastronomía, etc. Y como no, un trato al cliente totalmente personalizado, impecable y acogedor. En este punto, queremos dar las gracias por el cariño que nos brindaron a María Gracia Pizarroso, Patricia Nieto, Carmelo Díaz Merino y José Maeso, un anfitrión de lujo que nos demostró una vez más el verdadero valor de Paradores: su extraordinario personal.

Y sin más, vamos a disfrutar de este refugio manchego hecho para todos aquellos gigantes, dulcineas y caballeros que les guste disfrutar de lo bueno. ¡Feliz viaje travellers!

Un enclave ideal para viajeros aventureros

MAZANARES-TRAVELLERSANCO-21.jpg

Refugio para el relax 

Salones, restaurantes y bares hechos para disfrutar de la buena compañía

Gastronomía manchega en clave buffet

Una de las características de este Parador, es que ofrece un servicio de comidas buffet, donde el primer plato y el postre se pueden elegir entre una gran variedad de sabores tradicionales en los que no faltan las migas del pastor, la caldereta manchega, el pisto, el tiznao de bacalao, la paella, los surtidos de los mejores quesos y embutidos, una amplia variedad de ensaladas, verduras y frutas de temporada, así como una gran variedad de postres caseros. El segundo plato, se puede pedir a la carta, y completar una exquisita comida en un entorno muy tranquilo y agradable.

Combinando sabor, texturas y color

Empanadilla casera, esas pequeñas tentaciones de Paradores

MAZANARES-TRAVELLERSANCO-12.jpg

Bacalao con pisto manchego, poco más que decir…

PORTADA.jpg

Ternera rosada con verduras asadas, salud con sabor

TRAVELLERSANDCO-PARADOR-MANZANARES.jpg

Helados artesanales de queso manchego DOP y de aceite de oliva virgen extra

MAZANARES-TRAVELLERSANCO-19.jpg

Surtido de tentaciones para endulzar la vida

MAZANARES-TRAVELLERSANCO-18.jpg

Y después de una comida tan suculenta, nada mejor que una siesta en las acogedoras estancias de este tranquilo refugio manchego 

Ficha del Parador

IMPORTANTE: hay que tener en cuenta que SE DEBE RESERVAR antes de ir al restaurante, ya que durante prácticamente todo el año tiene una gran afluencia de clientes. Podéis reservar a través de este enlace: página web

Categoría: Confort, clase y relax. Comida buffet. Cocina gourmet. Cocina tradicional manchega. Cocina mediterránea. Celebración de eventos.