Alcázar de San Juan, un lugar de La Mancha

El otoño llega a TravellersandCo con un destino repleto de encanto, luz y naturaleza. Os hablamos de Alcázar de San Juan, un lugar de La Mancha de cuyo nombre no podréis olvidaros. Y es que esta ciudad de la provincia de Ciudad Real es todo un amalgama de culturas, de opciones turísticas y de propuestas gastronómicas hechas para el recuerdo.

Parada necesaria de la Ruta del Quijote, es también centro neurálgico de la Ruta del Vino y, por supuesto, del Queso Manchego con Denominación de Origen. Ubicado a poco más de 150km de Madrid, su situación geográfica lo convierten en un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza y para desconectar de la rutina en un entorno repleto de ofertas recreativas y culturales.

En este post, os vamos a acercar a algunas de estas propuestas a través de un pequeño reportaje fotográfico con algunas de las imágenes más representativas de Alcázar de San Juan. Una breve pincelada de todo lo que este enclave manchego ofrece.

No dudéis en visitarlo, os sorprenderá. Os conquistará. ¡Feliz viaje travellers!

Núcleo ferroviario

Uno de los aspectos más representativos Alcázar de San Juan es que durante décadas fue uno de los núcleos ferroviarios más importantes de España. Hoy la estación supone uno de sus mayores atractivos, y no sólo porque lo conecta con la capital, si no también porque acoge el Museo Ferroviario y una encantadora narración ilustrada del Quijote que, en forma de azulejos, adorna su sala de espera.

Cuna de Cervantes

Otra de las grandes sorpresas que esconde esta coqueta ciudad es que se cree que en ella nació Miguel de Cervantes. La polémica está servida…, o no.

Un pueblo grande, una ciudad pequeña

Alcázar de San Juan es un lugar que ha sabido conservar todo el encanto de los pueblos y adoptar las mejores prestaciones de la ciudad. Un binomio que lo convierten en un enclave más que apetecible. Su centro neurálgico es la Plaza de España, presidida por el Ayuntamiento y por el mercado de abastos, acoge también algunas de las terrazas y restaurantes más concurridos.

Callejeando por Alcázar

Pasear por Alcázar es una experiencia que no defrauda. En sus calles encontramos el encanto y la serenidad de los pueblos manchegos, bañados por la intensidad de luz y por las calles empedradas. 

Apuesta por la naturaleza

Los espacios verdes, como el Parque Alces, se convierten en el mejor reclamo para deportistas, para el disfrute de los más pequeños o para quienes quieran encontrar un refugio en el que inspirarse y desconectar del mundo.

Sin perder la tradición

La tradición religiosa se deja ver en Alcázar de San Juan y representa uno de sus mejores valores añadidos. La Iglesia de la Santísima Trinidad, la Iglesia de Santa María la Mayor, la Iglesia de San Francisco, la Ermita de San Esteban o la Parroquia de Santa Quiteria, representan este legado y también se constituyen en verdaderas joyas arquitectónicas que dotan a la ciudad de una personalidad genuina.

Cultura, cultura y más cultura

Una de las características que más nos gustan de este destino es su apuesta constante por la cultura. Actividades y propuestas que encuentran el equilibrio perfecto entre las nuevas modas y las formas más tradicionales, amenizan el día a día de Alcázar de San Juan y lo convierten en un destino cultural llamativo y en un escaparate perfecto para la promoción del arte.

Además de las festividades locales propias como su conocido Carnaval, recientemente reconocido como Fiesta de Interés Nacional, la Fiesta de Moros y Cristianos o la Fiesta de la Vendimia, en Alcázar podréis disfrutar del Festival de Cine Solidario, de los últimos estrenos de teatro, danza y ópera, de los conciertos más heterogéneos del panorama musical y de infinidad de cursos, talleres y exposiciones.

Os recomendamos que visitéis la página web del Patronato de Cultura para estar al día de las últimas novedades. ¡Os encantarán!

Momentos para la cultura

Si lo que queréis es descubrir las artes locales, os recomendamos que visitéis algunos de sus museos, como la Casa del Hidalgo, el Museo Municipal, el Museo de Alfarería de La Mancha o el Teatro Auditorio de Alcázar de San Juan, entre otros puntos dedicados al arte y la cultura local y regional.

Arte en cualquier parte

Un detalle que no pasa desapercibido son los letreros que adornan y dan nombre a muchas de las calles de Alcázar. Letreros hechos de cerámica local y en los que se cuenta la historia del lugar y de sus vecinos más ilustres.

Ventana del ARTE

Parada imprescindible, necesaria y obligatoria en la Galería Marmurán. Un refugio del ARTE, sí en mayúsculas. Y no sólo por la calidad de las obras que expone, si no por ser todo un referente en Castilla La Mancha. Esta pequeña galería, situada en calle Castellanos 37, ha sabido hacerse un hueco en el difícil mundo del arte y posicionarse a nivel nacional gracias a una cuidada selección de artistas y a la constante labor de su galerista. En vuestra ruta por Alcázar de San Juan no puede faltar una visita a este encantador lugar. Para abrir boca, os recomendamos que visitéis su página web.

Naturaleza en estado puro

Ya os hemos hecho mención de muchos de los valores añadidos de los que Alcázar de San Juan puede presumir, pero, sin duda, nosotros nos quedamos con uno: la naturaleza.

Alcázar está en una situación geográfica ideal para disfrutar de la naturaleza, del campo en estado puro. El deporte al aire libre aquí cobra un matiz especial, ya que se puede practicar entre olivos y viñedos..., ¡excepcional!

Los molinos de Don Quijote

Y, por supuesto, en un lugar que presume de ser la cuna de Cervantes, no pueden faltar los molinos. Alcázar de San Juan cuenta con cuatro molinos de viento que presiden el cerro de San Antón: Rocinante, Fierabrás, Dulcinea y Barcelona.

En uno de estos molinos se puede ver una detallada reconstrucción de la funcionalidad primigenia de estas construcciones: la molienda de harina. Cuenta con toda la maquinaria original del siglo XVI y el acceso es gratuito. Las moliendas se realizan una vez al mes. Merece la pena disfrutar de esta recreación. Si queréis saber más os recomendamos que visitéis la web oficial.

Complejo Lagunar de la Veguilla

El Complejo Lagunar de la Veguillase constituye como otros de los refugios de excepción para los amantes de la naturaleza. Acoge diversas aves protegidas y cuenta con una diversidad paisajística llamativa y llena de contrastes. Es, sin duda, otro de los puntos de obligada visita en Alcázar de San Juan. Para saber más os recomendamos que visitéis esta página web.

Alcázar, dulce Alcázar

Si bien este pueblo es conocido por sus famosas tortas de Alcázar, también cuenta con una muy amplia gama de productos locales dignos de mención. Nuestra primera parada va a tener un sabor dulce y muy artesanal, os hablamos de la bollería-panadería Los Artesanos. Un encantador establecimiento familiar en el que todo, todo, todo lo hacen al estilo tradicional y, además, lo hacen con mucho cariño. Muy recomendable disfrutar de su pan casero, de sus empanadillas, de sus galletas, etc, etc, etc. Si pasáis por Alcázar los tenéis de lunes a sábado de 8 a 15h en la calle Dr. Policarpo Lizcano, 6. Y si ahora mismo queréis haceros la boca agua, os recomendamos que visitéis su página en Facebook

Tapeando que da gusto…

En Alcázar de San Juan comer se convierte en todo un arte, por la calidad, por la cantidad y por la variedad. Sitios para recomendar hay mucho, muchísimos, tanto en el centro del pueblo como en la zona de los cines, la zona más moderna, podéis encontrar restaurantes y bares de todos los estilos y para todos los bolsillos. En esta ocasión, os recomendamos pasar por un local que nos encanta por su sencillez y por su extraordinaria relación calidad precio, Os hablamos del Bar Pichi. Un bar de los de toda la vida, sin más. Situado en la Calle Recreo 72, lo mejor que ofrece, a parte de las buenas raciones y los buenos vinos, es la atención y profesionalidad de todo su personal.

Enlaces de interés

Oficina de Turismo de Alcázar de San Juan

Patronato de Cultura de Alcázar de San Juan

Laguna de la Veguilla

Visita a los Molinos de Alcázar de San Juan