Descubriendo Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo es sinónimo de naturaleza, calidad de vida y buena gastronomía. Parada obligatoria en el Camino de Santiago, este apetecible rincón de Castilla y León, esconde una esencia única en la que el paso del tiempo parece haberse detenido.

La Travesía de San Nicolás, la Calle del Agua, la Iglesia de San Francisco, la Iglesia de Santiago, el Monasterio de la Anunciada, la Colegiata de Santa María o el Castillo-Palacio de los Marqueses de Villafranca, son sólo algunos de sus reclamos artísticos y turísticos. Pero, sin duda, lo mejor que ofrece Villafranca del Bierzo es el entorno natural y bucólico que rodea esta localidad. Una situación geográfica privilegiada, de auténtica postal, que invita a disfrutar de otro de sus mayores valores añadidos: la gastronomía. Una oferta culinaria que pasa por el famoso botillo, los embutidos y, cómo no, los vinos del Bierzo.

En este post, os queremos ofrecer algunas de nuestras imágenes favoritas y algunas recomendaciones que seguro harán de vuestro viaje una experiencia muy apetecible. Villafranca del Bierzo es un lugar de obligada visita, no dudéis en incluirlo en vuestra agenda…, ¡Feliz viaje travellers!

Lugar para el relax

VILLAFRANCA-DEL-BIERZO-TRAVELLERSANDCO-33

Parada necesaria en el Camino de Santiago

Paseos llenos de encanto

Gastronomía local de excepción 

Degustación de los mejores embutidos entre frescos y arquitectura barroca jesuítica en San Nicolás el Real

Naturaleza envolvente

VILLAFRANCA-DEL-BIERZO-TRAVELLERSANDCO-29.jpg

Paseos entre arte, cultura e historia

Un lugar perfecto para descansar y disfrutar de desayunos caseros

Uno de nuestros mejores descubrimientos en Villafranca del Bierzo fue el Hotel Las Doñas Del Portazgo. Un lugar coqueto, tranquilo y con todas las comodidades para hacer de la estancia un recuerdo para repetir. Además, se encuentra ubicado en una de las zonas más emblemáticas de la localidad.