Restaurante La Bola, el placer de la buena mesa

A nadie se le escapa que en TravellersandCo nos encanta la buena gastronomía, pero en esta ocasión la apuesta que os traemos supera nuestras propias expectativas. Os hablamos del restaurante-taberna La Bola, un legendario lugar que desde desde 1870 ha hecho las delicias de los paladares más exquisitos. Desde la nobleza y la clase política madrileña, hasta los artistas e intelectuales más renombrados del mundo, han tenido este restaurante en su lista de favoritos. Y no sólo por la cocina castellana que ofrece, si no por su elaboración artesanal y su trato cercano y amable.

Sin duda, La Bola es un referente de la alta gastronomía de la capital. Un referente de buena mesa y de los sabores tradicionales con la firma inconfundible de la familia Verdasco. Cuenta la historia que sobre 1802 existió un pequeño local en la calle la Bola frecuentado por estudiantes y obreros. En el año 1870, una asturiana de pro y matriarca de la familia Verdasco, lo transformó en el restaurante Candida Santos. Ese fue el inicio de un viaje de más de un siglo, que hoy consagra a esta saga como un auténtico referente de la cocina castellana.

En este post os vamos a acercar a este apetecible lugar, parada obligatoria para todos los amantes de la buena mesa. Pero antes de empezar con el delicioso recorrido gourmet, queremos dar las gracias a todo el personal que tan magníficamente bien nos atendió, a Kamal por servirnos el cocido como nadie, y muy especialmente a Mara Verdasco, la mejor representante de una saga con solera y una anfitriona tan excepcional como la marca que representa.

¡Feliz viaje travellers!

Situado en el Madrid más señorial

El restaurante-taberna La Bola está en el corazón de la capital. Situado entre el Palacio de Oriente, los Jardines Sabatini y el Senado. Un enclave perfecto para descubrir el Madrid más castizo y señorial.

La Bola, un lugar inconfundible

El restaurante, situado en Calle de la Bola, 5, destaca por una estética muy personal y atractiva. El rojo pasión de su fachada, no deja indiferente a nadie y le pone la nota de distinción a la legendaria calle.

Tradición y solera

La Bola es sinónimo de tradición y solera. Sus paredes, su decoración, sus leyendas, las historias de las gentes que pasaron y pasan por sus comedores y su singular ambiente transportan a otra época y hacen vivir una experiencia realmente única.

Sabor y calidad 

Si algo destacamos del restaurante La Bola es la extraordinaria calidad del producto. La mejor materia prima, puesta en la mano de profesionales de toda la vida y elaborada al estilo más tradicional. Pero no sólo eso, esta taberna también ofrece un menú sin gluten y dispone de una variada carta en doce idiomas y adaptada a los paladares 
de su clientela, cada día más internacional.

Y para empezar…, callos a la madrileña

Un plato emblemático de la capital y uno de los más destacados de la carta del restaurante son los callos a la madrileña. Simplemente excepcionales…

Cocido madrileño…, el plato estrella

Sin duda, es el cocido madrileño el plato estrella de este local. Su secreto radica en la materia prima y en la elaboración tradicional, ya que desde 1870 se lleva cocinando del mismo modo: a fuego lento, en pucheros individuales, sobre las brasas del mejor carbón y con mucho cariño, respetando los tiempos de elaboración para sacarle el máximo sabor a cada ingrediente. Pero lo mejor es ver este delicioso ritual que deleita todos y cada uno de los sentidos… ¡No os perdáis este video!

El placer de comer cocido. Paso 1

El cocido es un plato que en Madrid se disfruta bajo un solemne ritual. El primer paso es servir los fideos bañados por la sopa del puchero.

El placer de comer cocido. Paso 2

El segundo paso es servir en la bandeja los garbanzos de Fuentesaúco, que previamente han pasado una noche en remojo, las patatas y la carne. Una mezcla de gallina, jamón, carne de morcillo y chorizo.

El placer de comer cocido. Paso 3

En este último paso, se sirve la verdura, rehogada en aceite y ajo. Todo ello, se presenta acompañado por un plato de guindillas al vinagre, cebolleta y un cuenco de tomate frito con comino.

Un cocido con más de un siglo de historia

A fuego lento, en pucheros individuales sobre las brasas del mejor carbón, eso es lo que se cuece en los fogones de La Bola. Un ritual legendario que promete el mejor cocido de Madrid. 

Pucheros únicos

Los pucheros de barro hechos a mano son otros de los sellos de identidad de La Bola. Recipientes que garantizan un sabor genuino y centenario.

La sopa de fideos

El delicioso abrir de boca del cocido madrileño…

Un plato excepcional, servido de manera excepcional

… experiencias excepcionales en la taberna La Bola…

La nota más picante

Y como marca la tradición, semejante manjar se sirve acompañado por un plato de guindillas al vinagre, cebolleta y un cuenco de tomate frito con comino.

Una imagen vale más que mil palabras

… y aquí os dejamos el resultado de un cocido madrileño que se lleva elaborando bajo el mismo ritual desde 1870. ¡Imposible no probarlo!

Más sabor, más tradición

Como ya os hemos comentado, este restaurante tiene una amplia carta en la que disfrutar de la cocina castellana más auténtica…, como ejemplo este cordero de lechal que literalmente se deshace en la boca.

Buñuelos de manzana con mermelada y helado

Este es el postre emblemático de la casa, pero no el único…, arroz con leche, sorbetes y un largo etc., pondrán el broche de oro a una comida de reyes.

Un café para una sobremesa llena de historia y tradición

FICHA DEL RESTAURANTE

PÁGINA WEB
CATEGORÍA: Alta cocina tradicional. Gastronomía castellana. Un lugar único y emblemático de Madrid.
LOCALIZACIÓN: Calle de la Bola, 5, 28013 Madrid – Teléfono: 915 47 69 30
VER MAPA